Pizza sin amasado
Panes y masas,  Pizzas

Pizza sin amasado

0
(0)

Ingredientes para dos masas de pizza

  • 450 gramos de harina de FUERZA (entre 10,5 y 13 gr de proteínas)
  • 320 mililitros de agua a 25 grados
  • 10 gramos de sal
  • 6 gramos de levadura FRESCA de panadero o 2 gramos de levadura seca liofilizada (de panadero)
  • 10 gramos de azúcar
  • 15 mililitros de aceite de oliva

Preparación

En un bol con tapa mezclamos la levadura con el agua templada (27 grados), añadimos el azúcar y el aceite y removemos.

Tamizamos la harina con la sal sobre la mezcla anterior y removemos con cuchara de madera. Tapamos la mezcla y dejamos en reposo durante 20 minutos lejos de corrientes de aire.

Nos mojamos los dedos con agua y doblamos la masa sobre sí misma en sobre, de los bordes hacia el centro por todo su contorno, dejando el cierre hacia abajo. Volvemos a dejar reposar tapado otros veinte minutos, esta operación la repetiremos dos veces más, con descanso de 20 minutos entre ellas.

En una bolsa aceitada por dentro, o en dos si no vamos a hacer las pizzas en el mismo día, colocamos las masas que reposarán entre 24-96 horas en la nevera, (aproximadamente unos 410 gramos por pizza), cerradas con un nudo en el borde para permitir leudar a la masa.

A las 24 horas desgasificar la bolsa con la masa que no vamos a utilizar en el día y devolver al frigorífico.

La masa con la que haremos la pizza, la pondremos sobre la mesa muy enharinada, formaremos una bola remetiendo los bordes hacia adentro y dejaremos en reposo unos 15 minutos con el cierre hacia abajo, aprovecharemos para encender el horno a 250 grados con calor en posición de abajo solamente.
Ahora procedemos a estirar la masa del centro hacia los bordes, siempre con la mesa muy enharinada y espolvoreando harina también por su superficie a medida que vamos estirando, si eres muy expert@ puedes estirar utilizando los puños enharinados y dejando que la masa estire por su propio peso.

Pasaremos la masa sobre papel vegetal, también podríamos extenderla directamente sobre el mismo papel vegetal con algo de harina.

La bandeja del horno tiene que estar dentro del horno, en la segunda altura contando desde abajo para que tome temperatura.

Procedemos a rellenar la pizza a nuestro gusto.

Podemos hacer una salsa de tomate simple reduciendo un bote de tomate triturado en un sofrito de ajo y cebolla pochadita con un poco de sal, pimienta, orégano y albahaca

Podemos saltear un poco de beicon, elegir unos quesos que fundan bien como el gouda o emmental junto a otros que nos aporten sabor como unas lascas de parmesano, pinceladas de queso azul como el gorgonzola o roquefort…

Añadirle un aporte de proteína con atún, sobrasada, pavo o jamón, unas aceitunas rellenas, anchoas, cherrys aliñados con sal, pimienta, aceite y orégano…..


Cuando el horno alcance la temperatura, pasaremos la pizza con el papel vegetal a la bandeja del horno, ayudándonos de una pala o cartón, y echamos en la base del horno 200 mililitros de agua caliente.
Ponemos posición grill y ventilador si tuviéramos, si nuestro horno no tuviera ventilador, posición arriba y abajo.

A los 4 minutos abrimos el horno 5 segundos para que salga el vapor.

Hornear hasta que los bordes se doren, al estar el horno tan caliente estará hecha en unos 8-10 minutos si la hemos dejado bien fina

La receta es de recetasdesbieta.com con alguna modificación.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *