Níscalos
Salado

Ní(s)calos

0
(0)

Ingredientes

  • 1 kilo de níscalos
  • 5-6 dientes de ajo
  • 1 guindilla
  • 1 vasito de vino blanco
  • tomillo
  • sal y pimienta

Cómo los hago yo

En el monte seleccionar los níscalos, preferiblemente que estén prietos, cerrados, sin moho, que no tengan bicho y que no hayan sufrido los efectos de las heladas, aprovechamos para coger unas ramitas de tomillo.

Cortamos con una navaja bajo el sombrero dejando un poco del pedúnculo y depositamos en una cesta de mimbre, de este modo las esporas caerán al suelo y podremos disfrutar de estas setas la próxima temporada.

Lavamos bajo el grifo de uno en uno, retirando los restos del monte, sin sumergir nunca en agua. Partimos en trozos los más grandes.

En una cazuela aromatizamos un fondo de aceite de oliva con los ajos picaditos y la guindilla, que el ajo no se tueste, cuando empiece a tomar color agregamos los níscalos y damos unas vueltas. Añadimos el vino y evaporamos el alcohol unos minutos.

Incorporamos las ramas de tomillo, sal y pimienta, tapamos y cocinamos hasta que estén a nuestro gusto.

En mi casa se meten en frascos y al congelador para disfrutar de ellos todo el año.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.